Tu óptica en Terrassa - BarcelonaTu óptica en Terrassa - Barcelona

Retinopatía diabética

La diabetes es la principal causa de nuevos casos de ceguera en la población activa. De hecho, los diabéticos tienen un riesgo 25 veces mayor de ceguera que los no diabéticos. Un diagnóstico precoz y una intervención apropiada son esenciales para reducir el riesgo y la severidad de las pérdidas visuales.

Afortunadamente se ha demostrado que estas medidas son efectivas a la hora de reducir las secuelas visuales de la retinopatía diabética.

 

AFECTACIÓN EN EL OJO

La diabetes se manifiesta produciendo una variedad de lesiones en el ojo que típicamente se agravan con el paso de los años, la duración de la enfermedad y un escaso control de los niveles de glucosa en sangre. Algunas de estas manifestaciones no aumentan el riesgo de pérdida visual, y sólo requieren información y apoyo al paciente.

Entre éstas se incluyen:

  • la alteración en la visión de los colores
  • las variaciones de los errores refractivos
  • la disfunción de la acomodación y de los reflejos pupilares
  • la despigmentación del iris y rubeosis de éste (formación de nuevos vasos en el iris y en la malla trabecular), signo que la RD progresa con rapidez.

 

¿QUÉ ES LA RETINOPATIA DIABETICA?

La RD es una complicación microvascular crónica en el ojo, que padecen los enfermos de “Diabetes Mellitus”. En el diabético se alcanzan niveles altos de glucosa en sangre, que provocan cambios vasculares en la retina.

 

SÍNTOMAS

Con mucha frecuencia, la retinopatía diabética no provoca síntomas hasta que el daño en los ojos es grave.

Los síntomas de retinopatía diabética abarcan:

  • Visión borrosa y pérdida lenta de la visión con el tiempo
  • Moscas volantes
  • Sombras o áreas de visión perdidas
  • Dificultad para ver en la noche

 

Muchas personas con retinopatía diabética inicial no presentan síntomas antes de que ocurra un sangrado mayor en el ojo.